Entrevistas

Dr. Frisbie desmiente narrativas sobre caducidad y efectividad de vacunas COVID-19

El doctor Héctor L. Frisbie desmintió la narrativa alrededor de la aplicación de la vacuna cubana Abdala y la caducidad de ese y otros componentes médicos para tratar el COVID-19 difundida en México durante los últimos meses.

Nuestra directora editorial, Meme Yamel, entrevistó al especialista médico mexicano radicado en Estados Unidos sobre diversos temas, como la presunta saturación de hospitales a causa del virus SARS-CoV2 reportada durante los últimos días o la efectividad de los biológicos disponibles en el sistema público de salud.

Frisbie recordó que esta no es la primera vez que un sector de la opinión pública muestra su rechazo a las vacunas por su lugar de origen, recordando lo ocurrido con Cansino -actualmente, la única farmacéutica en el mundo que ya desarrolló una inmunización local inhalada contra el virus- durante el inicio de la vacunación.

Muchas de las dudas presentadas durante la transmisión de la entrevista estaban relacionadas con la efectividad y los riesgos de inmunizaciones y otros medicamentos luego de su fecha de vencimiento, pues a varios espectadores les administraron esta clase de productos.

Al respecto, el galeno señaló en primer lugar que exijan que les muestren los viales de las vacunas con la etiqueta, para comprobar la caducidad de la misma. Posteriormente, señaló que el mayor riesgo que existe es que la solución pierda su efectividad.

También refirió a un estudio realizado por el Ejército de Estados Unidos, el cual apunta que la gran mayoría de los medicamentos retiene una parte de su efecto hasta 12 años después de su fecha de caducidad, a excepción de tratamientos hormonales, nitroglicerina para atender padecimientos cardiacos y antibióticos líquidos.

Extensión de caducidad en vacunas y medicamentos

Otra narrativa abordada por Meme Yamel es la de que el gobierno mexicano presuntamente extendió ‘por decreto’ la caducidad de las vacunas contra el COVID-19 como la Abdala, incrementando en varios meses el periodo en el que aún se aplicarán como refuerzos.

Al respecto, el doctor Frisbie señaló que, en algunos países, la norma sanitaria establece un periodo máximo para la caducidad impresa en el etiquetado, la cual usualmente tiene que ver con el efecto máximo del medicamento. En Estados Unidos, por ejemplo, la vigencia es de un año a partir del momento de la venta.

Esto no significa que el producto sea inservible a partir de esta fecha, por lo que aún puede utilizarse sin problemas y de forma segura. En el caso de Abdala, la administración federal publicó el periodo máximo en el que aún aplica la extensión de caducidad de la vacuna, que es de seis meses.

Imagen:

Related posts

Pese a protesta, Alessandra Rojo de la Vega asegura que no está en contra de la Ley Malena

The Mexico News

¡EXCLUSIVA! Gobierno de Maru Campos amenaza a empresario

The Mexico News

¡Se logró! Benito finalmente llega a Africam Safari

The Mexico News