El día

Hay tiro entre panistas de la CDMX; se traicionan y replican errores de Anaya

El Partido Acción Nacional (PAN) en la Ciudad de México está sufriendo un destino parecido al que enfrentó a nivel nacional después de que Ricardo Anaya utilizó su posición para convertirse en candidato presidencial, ya que diversas fuentes señalan un rompimiento entre los dirigentes y Mauricio Tabe.

Algunas de estas versiones aseguran que, durante los últimos meses, ha habido un distanciamiento entre el candidato a la alcaldía Miguel Hidalgo y el diputado federal Jorge Romero Herrera, quien ha sido señalado como el hombre que maneja los hilos del partido blanquiazul en la capital desde hace más de quince años.

El motivo por el cual Tabe se habría enfrentado a su mentor es por la nula respuesta institucional del partido hacia el escándalo en el que se vio involucrada su esposa, Laura Álvarez Soto, quien se vio obligada a abandonar su cargo como directora de Desarrollo Social de Benito Juárez después de que fue señalada por un presunto desvío de 42 millones de pesos.

Estas fuentes también han sugerido que, tras romper con el grupo de Romero, el candidato se habría acercado al actual presidente del PAN en la capital, Andrés Atayde Rubiolo, pese a que, hasta donde se sabe, este último también formaría parte del círculo con el que el legislador ha asumido el control del partido durante los últimos años.

De hecho, la forma en la que Romero se conduce al interior de la institución ha causado molestias entre los trabajadores de esta. Uno de nuestros informantes nos entregó una captura de pantalla de una conversación entre uno de los colaboradores de Tabe y Ernesto Sánchez Rodríguez, secretario general del partido.

En ella, el funcionario muestra su inconformidad por el hecho de que los asuntos que deberían tratarse al interior de la dirigencia local pasen primero por la oficina del diputado; así como el hecho de que este trate a los empleados del PAN como si fueran sus propios colaboradores.

Sin embargo esta solo es la última de muchas fracturas que la candidatura de Tabe Echartea ha provocado al interior del PAN capitalino. En diciembre de 2020, el portal La Política Online reveló que las intenciones de Romero por colocarlo como el aspirante en Miguel Hidalgo provocaron malestar dentro del partido.

En dicho artículo, se menciona al diputado local Federico Döring, representante del Distrito 13 electoral, uno de los pocos que Acción Nacional controla fuera de Benito Juárez, a quien buscarían sacar para expandir su dominio sobre dicha demarcación, al cooptar a algunos de sus operadores; además de imponer a Tabe, pese a que este había desarrollado su vida y su carrera en otra alcaldía.

Unos días más tarde, la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM) turnó a la Junta de Coordinación Política del Congreso capitalino el caso de Jorge Real, contralor interino de dicho órgano y parte del grupo de Romero, quien habría incurrido en un conflicto de interés al asumir la presidencia del PAN en Miguel Hidalgo, posición desde la que podría orientar recursos hacia la campaña de Tabe.

Sin embargo, la campaña de este ya mostraba grietas desde el pasado mes de abril, cuando su coordinador territorial, Hugo Torres, y el concejal Raúl Paredes –el único que el PAN tenía en la alcaldía- decidieron unirse al equipo del alcalde Víctor Hugo Romo. El primero incluso reveló los montajes realizados por los panistas para afectar la imagen del morenista.

De acuerdo con una columna en ContraRéplica, el motivo por el que Torres y Paredes abandonaron el barco blanquiazul fue precisamente por la injerencia de Romero. En aquel momento, Andrés Atayde intentó minimizar el impacto afirmando –sin sustento- que ninguno de los dos desertores estaba registrado como militante.

Todas las fracturas que la campaña de Mauricio Tabe ha provocado en el PAN capitalino se asemejan a las que el propio instituto sufrió a nivel nacional luego de que el entonces presidente Ricardo Anaya Cortés provocó al utilizar su cargo para imponerse como el candidato a la Presidencia de la República en las elecciones de 2018.

En aquel momento, el rechazo a la manera en la que la dirigencia del partido se manejó provocó que el expresidente Felipe Calderón y Margarita Zavala –quien era percibida como la opción obvia para ‘la grande’- abandonaran el partido tras décadas de militancia y que incluso Vicente Fox terminara apoyando a José Antonio Meade antes que al candidato de su propio partido.

Con información de La Política Online, La Jornada y ContraRéplica.

Imagen: ESPECIAL

Related posts

Redes tunden a Xóchitl por presentar a bailarín durante evento de campaña

Daniel Hernández Carreto

Fiscalía acusa a funcionarios de Benito Juárez por perforación en Línea 12 del metro

The Mexico News

Luisa Alcalde explica en qué consiste el Fondo de Pensiones para el Bienestar

The Mexico News