El día

¿Quién trajo a Maradona a los Dorados de Sinaloa?

No se entiende a la buena cómo un club venido a menos y con tan sólo 15 años de vida pueda contratar a Diego Armando Maradona para dirigir en Segunda División.  El propietario de Los Dorados de Sinaloa desembolsará, nada menos, 150 mil dólares al mes; lo que significa 1.6 millones de dólares por los 11 meses de contrato para el Ascenso MX.

Los Dorados pertenecen a Grupo Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon, quien también es dueño de los Xolos de Tijuana.  El grupo empresarial posee casinos en más de 19 estados de la República, hoteles cinco estrellas, agencia de viajes para grandes empresas, club hípico, galgódromo, zoológico y hasta un colegio.

Hank Rhon es miembro de una acaudalada familia ligada a la cúpula política y empresarial del país, conocido también, por su boyante y excéntrica trayectoria como político y empresario, por lo que se ha visto envuelto en múltiples escándalos.  Ha sido acusado de tener vínculos con el narcotráfico, de coleccionar animales exóticos, de mandar asesinar periodistas, y en el año 2011 estuvo detenido algunos días por un arsenal de armas encontrado en su residencia de Tijuana.

El nuevo técnico que contrata para dirigir a sus Dorados, es un personaje no menos polémico con quien guarda una que otra similitud, pues también al ex futbolista argentino se le ha señalado por sus desmesuras.  El contrato ha sido muy cuestionado, sobre todo, porque el elevado sueldo guarda una alta expectativa de quien ya no representa una imagen deportiva ni se encuentra en su mejor momento de condición física.

De acuerdo con información del diario Reforma, Maradona se presentó ante Los Dorados de Sinaloa el pasado lunes, acompañado de Christian Bragamik, un promotor argentino que concretó la relación laboral entre el referido club y Maradona para el Ascenso MX.  Bragamik también es asesor y abogado de los casinos Caliente, y antes de eso fue presidente del Club Querétaro cuando este equipo fue desafiliado de la FMF por sus vínculos con el narcotráfico.

Cuando Bragamik fue directivo de club Queretano, sus jefes eran Paul Solórzano Lozano y Jorge Mario Ríos Laverde, “El Negro”, dos colombianos buscados por la DEA y asociados con “El Chapo Guzmán”.   Asimismo, también se asoció en el pasado con Tirso Martínez, “El Futbolista”, lavador de dinero y socio a su vez de Ignacio “Nacho” Coronel y “El Chapo Guzmán”.

En una entrevista de hace dos años para el diario La Nación de Argentina, Bragamik se justificó cuando le preguntaron sobre esos vínculos con el crimen organizado:

“A mí me contrató una sociedad anónima.  Después me enteré que la mayoría de los accionistas se dedicaban al narcotráfico …”

“Fui a las reuniones de la Federación, vendí y compre jugadores.  Yo no era investigador privado para evaluar las situaciones particulares”.

Ningún capítulo en la vida de Maradona parece cerrarse de manera apacible, su verdadera patria es el escándalo, y su presencia en México estará más que ligada a una madeja criminal hegemónica que mantendrá una lucha por la continuidad transexenal de su imperio.

Related posts

Captan a jaguar cruzando las vías del Tren Maya

The Mexico News

Gracia Alzaga pone en su lugar a colaborador de Fox

The Mexico News

‘Marea Rosa’, responsable de instalación de vallas en el Zócalo

The Mexico News