Las denuncias

Lorenzo Córdova tiene un ejército de asesores personales con sueldos millonarios en el INE

Pese a afirmar que el Instituto Nacional Electoral se alinearía a los estándares de austeridad establecidos por el gobierno federal, Lorenzo Córdova Vianello, se ha rodeado de un pequeño ejército de asesores que cobran sueldos inusualmente elevados y ejercen tareas poco específicas.

De acuerdo con un reportaje del periodista Luis Guillermo Hernández para Sexta W, el consejero presidente de este organismo ha integrado toda una estructura de asesores, secretarios, asistentes e incluso choferes y recepcionistas, cuyo costo total excede los 30 millones de pesos. Algunos de ellos perciben ingresos mayores a los de cualquier funcionario del gobierno federal.

La estructura de la Presidencia del Consejo General está integrada por asesores, jefes de asesores, coordinadores de asesores, secretarios particulares, secretarios privados, asistentes personales, líderes de proyectos, coordinadores de proyectos, analistas, choferes, recepcionistas y motociclistas.

Sin embargo, es en el área de Asesorías en donde se encuentran los sueldos más elevados y los controles de funciones se hacen más laxos; además de ser un sector que ha crecido durante los últimos cinco años. Un ejemplo de esto es el de Emilio Buendía Díaz, quien se desempeña como el jefe de la Oficina de Presidencia.

Este funcionario, maestro en Derechos Humanos y Justicia Electoral con quince años de experiencia en el Tribunal Electoral, percibe un sueldo mensual de 150 mil pesos, 40 mil pesos mayor al que cobre el Presidente de la República.

También está el secretario particular del consejero presidente, Francisco Javier Naranjo Silva, licenciado en derecho que ha trabajado en instituciones como Conaculta, SEP o la Cámara de Diputados y que recibe una remuneración de 128 mil pesos mensuales, muy por encima de lo que ganan los secretarios de estado.

En el organigrama siguen los asesores, quienes responden directamente a Córdova y cuyos salarios alcanzan los 100 mil pesos. Para ponerlo en contexto, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, apenas percibe 60 mil pesos mensuales, 40 mil menos de lo que reciben los colaboradores del consejero presidente.

Entre ellos se encuentran algunos perfiles polémicos, como el de Ernesto Núñez Albarrán, quien hasta el año pasado se desempeñaba como editor del periódico Reforma y que ahora asesora a la presidencia del INE en temas como el contacto con periodistas, la imagen pública de su titular y posicionar los mensajes de este.

Otro perfil que llama la atención es el de Armando Arroyo Esquivel, quien lleva 18 años en el INE y, desde 2009, es asesor de la Presidencia; además, ha dado clases y seminarios de educación superior. Todo esto pese a que ni siquiera cuenta con el título de licenciatura, ya que solo obtuvo una carta de pasante de la carrera de Relaciones Internacionales de la UNAM, que data de 1989.

Además de sus jugosos salarios, todos estos funcionarios tienen acceso a todas las prestaciones incluidas en el Manual de Remuneraciones del INE, las cuales incluyen prima vacacional, prima semestral, 40 días de aguinaldo, 11 mil pesos de gastos alimentarios, 3 mil 500 pesos de despensa y una prima funeraria de mil salarios mínimos.

En el segundo nivel, los empleados adscritos directamente a la Presidencia del INE perciben salarios de entre 25 mil y 70 mil pesos. Las recepcionistas, por ejemplo, llegan a ganar hasta 45 mil pesos al mes; puesto en perspectiva, es prácticamente el doble de lo que ganan los médicos residentes en hospitales COVID (23 mil 600 pesos) o el triple de lo que ganan los maestros en las grandes zonas metropolitanas (14 mil 500 pesos).

Con información de Sexta W.

Imagen: El Sol de México

Related posts

Granjas de bots en Argentina ‘disparan’ la guerra sucia a favor de Xóchitl Gálvez

The Mexico News

Periodistas tunden al New York Times por manejo tendencioso de información

Daniel Hernández Carreto

YouTube censura mañanera de AMLO y contenido de periodistas

The Mexico News