Alejandro Cossío Meme Yamel
Investigaciones

Empresario vinculado a México Libre intentó vender vacunas Sputnik V con falso contrato

Este fin de semana, el empresario Alejandro Cossío Hernández se convirtió en tendencia después de asegurar, en varios medios de comunicación, que negoció con las autoridades de la Federación Rusa para la adquisición de dos millones de vacunas contra el COVID-19 Sputnik V.

Uno de los espacios en donde el empresario veracruzano apareció para explicar los pormenores de su iniciativa, fue en el noticiero digital Al Chile con Meme Yamel donde aseguró estar listo y en disposición de vender dichas dosis a los gobiernos estatales y que incluso ya habría tenido pláticas con algunos, como el caso del estado de Nuevo León.

Entrevista de Alejandro Cossío con Meme Yamel

Cossío dice tener más de 30 años de experiencia en la importación y exportación de insumos médicos y que fue gracias a sus contactos con el país euroasiático que consiguió convertirse en el distribuidor exclusivo de su vacuna en México y América Latina. Durante la transmisión se mostró un documento, que tras la petición de ésta conductora, fue enviado por el empresario para acreditar lo descrito anteriormente.

Presunto contrato exhibido por Alejandro Cossío

El documento está firmado por Sergei Grou, representante de Carat 7 Inc. Esta empresa, según lo exhibido en la carta, funge como representante oficial del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que está financiando la creación de la vacuna Sputnik V.

Sin embargo, esta información fue desmentida por el propio Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) en un comunicado a medios, en el que niegan que el empresario Sergei Grou de Carat 7 Inc sea su representante.

Fondo de Inversión Directa de Rusia desmiente al empresario Cossío

A raíz de la entrevista, se hizo la revisión de los documentos y una investigación de los mismos y The Mexico News encontró varias inconsistencias en las declaraciones del empresario realizadas en distintos medios de comunicación.

La empresa fantasma

El documento que exhibe como prueba de ser el distribuidor exclusivo de la vacuna presuntamente adquirida a Carat 7 Inc, va dirigido a él como administrador único de CONSTRUMEDIC S.A DE C.V. Esta empresa no se encuentra registrada en el sistema de proveedores, no existe registro alguno en el portal de compras gubernamentales CompraNet, ni en el portal de transparencia. Por lo tanto de tener las vacunas, no podría realizar la venta a ninguna entidad gubernamental.

Base de datos de contratos donde no aparece la supuesta empresa de Cossío
Portal de Transparencia que no cuenta con registro de la empresa mencionada por Cossío

El empresario también exhibió una cotización realizada por CONSTRUMEDIC S.A DE C.V dirigida a David Melchor Miranda Ortega, Director de Recursos Materiales, Abastecimientos y Servicios de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México con fecha 21 de enero 2021, en la que oferta la vacuna a un precio unitario de 600 pesos, lo que significa un subtotal de 1,200 millones de pesos por las 2 millones de vacunas que presuntamente habría adquirido.

Entre los requisitos establece que el tiempo de entrega sería de 15 días naturales posteriores a recibir el 40% de anticipo al fincar la orden de compra.

Carta con propósito de venta de vacunas a la CDMX

Durante la entrevista, el empresario cuestionó fuertemente al gobierno federal por no exhibir los contratos de compra de la vacuna Pfizer, catalogando de “pretexto” el que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijera que no podía exhibir los mismos por cláusulas de confidencialidad propias del contrato. Para probarlo, se ofreció a mostrar el contrato de la compra de las 2 millones de vacunas Sputnik V que él habría realizado.

Sin embargo, fue hasta el sábado y tras mucha insistencia por parte de la redacción de este portal, que el empresario hizo llegar el documento, no sin antes mencionar que se tuviera cuidado con su divulgación por cuestiones de confidencialidad.

En la misma llamada, se le preguntó sobre su opinión al respecto del comunicado del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que rechaza su versión, y se remitió a decir que él no es quien debe confirmar o negar la veracidad del comunicado ruso y que está más preocupado porque el presidente López Obrador aún no publica el decreto para que los particulares adquieran la vacuna.

El contrato, que consta de 12 hojas, está redactado en inglés y se puede verificar que el convenio de compra se hizo con la empresa intermediaria Carat 7 Inc, pero se encontraron muchas inconsistencias.

Intentos de venta con documentos falsos

A simple vista el contrato no cumple el formato ni con los requisitos normados por los tratados de compra internacionales ya que ni siquiera especifica los incoterms utilizados para este tipo de contratos. Su redacción es irregular e informal y tampoco establece quién es el representante legal de la empresa Imhotep Asesores y Comercializadora S.A de C.V, y si bien menciona los números de registro notariales de la empresa, no especifica si cuenta con el permiso sanitario para la importación de productos médicos en los países a los que presuntamente estaría distribuyendo las vacunas, lo que deja inmediatamente sin efectos el mismo contrato.

Contrato falso página 1

Como se puede observar, existe una discrepancia entre la empresa que suscribe el contrato de compra y la empresa a la que le otorgan la exclusividad para la distribución y venta de la vacuna Sputnik V en la República Mexicana y Centro y Sur América. Mientras que el contrato es con la empresa Imhotep Asesores y Comercializadora S.A de C.V, el permiso exclusivo de distribución y venta se le otorga a CONSTRUMEDIC S.A DE C.V.

Otra irregularidad detectada tiene que ver con el domicilio de la empresa Carat 7 Inc, presunta distribuidora oficial de las vacunas. Según el contrato firmado por Cossío su domicilio está ubicada en el 16400 de la avenida Collins, en Sunny Isles Beach, un desarrollo inmobiliario en la parte norte de la ciudad de Miami, pero haciendo una revisión encontramos documentos que ubican el domicilio de Carat 7 Inc en el 501 de Three Islands Boulevard, en Hallandale Beach, siete kilómetros al norte de la dirección que aparece en el contrato exhibido por Cossío.

Anexo del falso contrato

Al respecto de los precios exhibidos en el contrato, se establece que su proveedor le venderá el producto a Cossío en 29 dólares por cada unidad y que el valor total del convenio es de 54 millones de dólares. No obstante, bajo ese precio, el costo total de la suma de las 2 millones de unidades sería de 59 millones de dólares, cinco millones más que los que aparecen asentados en el documento.

Falso contrato página 3

En los documentos entregados a nuestra redacción por el propio Cossío, se puede apreciar que las firmas correspondientes a Sergei Grou, identificado como el representante de Carat 7 Inc, son escaneadas mientras que las de Cossío están en tinta azul. Esto pone en duda que el contrato se firmara personalmente por ambas partes en Miami, tal y como el empresario veracruzano afirmó.

Falso contrato página 4

Derivado del posicionamiento de las autoridades rusas, desmintiendo la existencia de dicho acuerdo, nuestro equipo editorial se dio a la labor de investigar los antecedentes de la empresa que presuntamente proveerá las vacunas para que Cossío las venda en territorio mexicano, así como de su representante, Sergei Grou.

No se pudo establecer ningún tipo de conexión o sociedad entre el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Carat 7 Inc, confirmando lo dicho por las autoridades rusas. Con respecto al nombre del representante, Sergei Grou aparece como empleado y presidente de Carat 7 Inc, pero su nombre estaría mal escrito o se lo habría cambiado, ya que un documento de la empresa con fecha de 1995 aparece como Serguei Grouzdev.

Esta diferencia en la escritura de los nombres podría parecer irrelevante a simple vista; sin embargo, esto podría ser suficiente para invalidar dicho contrato, ya que se podría argumentar que no es la persona autorizada para suscribir este tipo de acuerdos al no estar registrada ante las autoridades como representante legal de la empresa.

Es de mencionar que la empresa habría modificado información el día 20 de enero a las 6 de la tarde, mismo día en el que suscribió el presunto contrato con Cossío, esto según la base de datos de OpenCorporate, portal consultado para conocer información sobre Carat 7 Inc.

Lamentablemente estas no serían las únicas inconsistencias dichas por Alejandro Cossío durante la entrevista en Al Chile con Meme Yamel. El empresario afirmó varias veces que él es el principal proveedor de medicamentos para el tratamiento del COVID-19 en varios estados de la república mexicana, incluyendo la Ciudad de México. Situación que no se ha podido verificar.

Tras una consulta en la Plataforma Nacional de Transparencia, se encontraron 23 contratos adjudicados a la empresa Imhotep Asesores y Comercializadora S.A de C.V mismos que fueron suscritos con los gobiernos de los estados de Veracruz, Quintana Roo, Puebla, Zacatecas y con instancias federales como el Instituto Nacional de Pediatría (INP) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o el Hospital Juárez de México entre 2017 y 2020, pero ninguno con alguna dependencia del gobierno de la Ciudad de México, como él aseguró.

Es de resaltar que en estos contratos, Alejandro Cossío Hernández aparece como representante legal de Imhotep Asesores y Comercializadora S.A de C.V solo en una ocasión. Mientras que para contratos vigentes se menciona a Jorge Alfredo Rojo Garduño, siendo este último el representante actual de la empresa validado al 11 de noviembre de 2020.

Esta información se puede verificar en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Alejandro Cossío fungió en el pasado como coordinador de la agrupación política México Libre para el estado de Veracruz, organización encabezada por Felipe Calderón y Margarita Zavala que no recibió su registro como partido político por las irregularidades detectadas en su financiamiento.

En aquel momento, Cossío afirmó que el grupo aparecería en las boletas del proceso electoral de este año, pese a la decisión tomada por el Instituto Nacional Electoral (INE). Unas semanas más tarde, el fallo fue corroborado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Al mismo tiempo estuvo involucrado en una batalla legal con el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien lo señaló de no ser empresario y ser un coyote. Esto porque el grupo de Empresario SOS, solicitaba al gobierno del estado un pago pendiente de la administración Duartista por más de 4 mil mdp, que el gobernador Yunes no reconoció.

Expediente de la Fiscalía General del estado de Veracruz confirmando investigación contra Alejandro Cossío.

Related posts

Cuatrociénegas, área natural protegida al servicio de misioneros y empresarios

The Mexico News