ColumnistasEl díaInternacionales

¡Azí no, ANLO!

Desde el más allá se escuchó ya cansada a la flaca recitar: “Estos conservadores, hasta aquí llegaron”.

A lo que los conservadores al escuchar se quejaron, gritaron y patalearon.

Pero la calaca les aseguró: “griten y pataleen, al cabo que con AMLO, ya se la pellizcaron”.

La alianza bien choteada, mejor conocida como la oposición moralmente derrotada, friegue y friegue hasta que el pueblo se hartó y les dio una buena bofetada.

Ese enjambre conservador, demacrado y desbaratado, empezó a retorcerse del dolor. Lloriqueando, desde sus mansiones y sus Lamborghinis exclamaron: “ANLO, nos estás matando de hambre”.

En eso volvió a hablar la calaca, que también es pueblo: “nombre’, hambre es la que ustedes crearon; hambre es la que ha tenido el pueblo por decenas de años, para hambre la que ocasionó el PRIAN”.

Y luego se escucharon más lloriqueos: “ANLO, ya párale con las mañaneras, nos estás dando en la madre, no nos estás dejando ni pa’l pan”.

A lo que la calaca, ya cansada, les dijo: Bueno, ya perdí la paciencia con ustedes, paniaguados sinvergüenzas. De una buena vez me los cargaré. Y para darle al pueblo de México un poquito de justicia, a ustedes los fifís nomás dos opciones dejaré: ¿O a mi rancho o al de ya saben quién?

Y desde ahí el bloque conservador quedó más fragmentado de lo que ya estaba. Unos jalaron pa’l rancho de la calaca y otros jalaron pa’l rancho de ya saben quién. Y de los poquitos que se quedaron nomás se les alcanzó a escuchar un: ¡Azi no, ANLO!

Marco I. Dávila C.
Facebook: Ixtli Amoxtli
Instagram: @xmiraza
Twitter: @pormiraza1

Related posts

Cámara de Diputados halla elementos suficientes para someter a Rosario Robles a juicio político

Encuesta de El Economista revela que la aprobación de AMLO creció en su primer trimestre

Javier Corral exige que se resuelva el asesinato del exfuncionario de Hacienda que operó desvío de recursos

Leave a Comment